Estamos en una era en la que ya no es que sea importante la fotografía en un comercio electrónico, sino que es algo que el consumidor espera y exige ver.

Es obvio que hacen falta fotografías para presentar los productos ya que sino, seguramente, no se venderán. Pero también hay que ser consciente de que hoy en día todo evoluciona muy rápido. Además  el consumidor ahora mismo espera algo más que una simple foto. Espera ver algo diferente, algo que le sorprenda. Por lo tanto, el hecho de tenerla es algo muy básico y necesario para después poder seguir evolucionando y mejorando.

Dicho esto, vamos a dejar de lado las tendencias en fotografía Ecommerce y vamos a ver primero porqué es importante tener una buena foto y cuáles son los principales beneficios que éstas aportan al consumidor y al negocio.

La fotografía Ecommerce: algo fundamental

El hecho de hacer tus propias fotos de productos hará que aumente la confianza de tus navegantes y compradores potenciales. Pero más allá de eso, también te dará la oportunidad de conseguir enlaces y mejorará tu presencia online.

Cuida las fotografías del Ecommerce

Piensa que el consumidor no puede ver el producto que estás vendiendo. Por lo tanto, tendrás que darle toda la información necesaria con las fotos que hagas. Es importante que hagas tanto fotos generales como fotos de detalles. Y completar la información con una buena ficha de producto.

No tener el producto en físico es una desventaja. Pero tú mismo lo puedes convertir en un beneficio, si en tu forma de presentar el producto destacas de la competencia.

Destaca tus fotos y personalízalas

Esto dependerá un poco del tipo de Ecommerce que tengas. Pero si trabajas directamente con un proveedor, y no eres tú mismo el que crea esos productos, nosotros te recomendamos que personalices las fotos y no utilices las dadas por el proveedor.

Es importante que las fotos no parezcan sacadas de la web de marca, ya que así conseguirás que tus clientes potenciales confíen más en ti al estar viendo un producto real y no un montaje de estudio.

Fotografía Ecommerce

Ten en cuenta los ángulos y la calidad de tus fotos

“Una imagen vale más que mil palabras”. Por lo tanto, hay que ofrece la mejor cara del producto a los consumidores. Que las fotos sean de alta calidad y estén hechas desde diferentes ángulos es importante. Si lo que vendes es ropa, haz que se la ponga un modelo. Si es joyería, consigue que una persona tenga puestas las piezas y haz fotos de detalle, etc.

Las fotografías en un Ecommerce son esenciales y son “las causantes” de que vendas más o menos (entre otros factores como el precio, por ejemplo). Lo que sí que debes tener claro es que si alguien ofrece el mismo producto que tú pero lo presenta mejor, esa persona será la que se lleve a tus clientes.