La carta de restaurantes: cautivando el corazón de tus clientes

Cuando un comensal ingresa a un restaurante, en medio de los aromas del ambiente y la satisfacción de los clientes que disfrutan de sus platos, lo primero que espera encontrar es el abanico de posibilidades que le presenta la carta del menú.

Solo un restaurante de categoría y compromiso con sus clientes tiene la virtud de ofrecer una carta de presentación de sus platos, que pueda ser leída desde la mesa en la que se alimentará. Aquellos restaurantes que dejan a la vista un tablero a la entrada o en el interior del establecimiento, pierden sus matices de elegancia. Porque exponen a sus clientes una imagen aburrida sobre todo lo que tienen para ofrecerle.

Si eres dueño de un restaurante, entonces ten por seguro que la estrategia más auténtica para cautivar a tus clientes es bajo el diseño de una buena carta. He aquí algunas pautas que debes considerar a la hora de crearla.

Cómo impactar a los clientes del restaurante

Más allá del contenido de lo que representan las cartas para restaurante, lo primero que se debe tener en cuenta es que a la larga la presentación de un menú constituye un pequeño y elegante libro. Sí, solo consisten en unas cuantas páginas. Pero su belleza y su presentación definen si el cliente se tomara el tiempo de leer y considerar el quedarse en tu establecimiento.

Es por ello, que la primera forma de impactar a los clientes consiste en pensar en la estética misma de la carta. Por ejemplo, muchas imprentas que trabajan en el sector de la elaboración de esta carta, utilizan materiales como el cuero o telas acolchadas lo que otorga mayor elegancia y prestigio.

Otras opciones consisten en páginas plastificadas. Estas representan una buena opción. Pero se trata de un recurso que está más propenso al desgaste. En ciertas ocasiones es importante invertir en lo mejor.

Carta de restaurantes

Seleccionar bien las imágenes

El otro aspecto esencial que recae sobre una buena carta para restaurante es la singularidad de sus imágenes para darle protagonismo a los colores del plato. Como bien se sabe, una imagen vale más que mil palabras, por lo que solo hará falta una excelente fotografía de las opciones que ofrece el chef para que el cliente sea persuadido a realizar su elección.

De ese modo, esa carne a la plancha bañada en crema de champiñones y acompañada con papas a la francesa, se convierten en un icono bastante representativo de los sabores y sensaciones que podrá experimentar el comensal.

Solo en ciertas excepciones, los restaurantes de alta cocina evitan que los platos sean expuestos a través de imágenes; pero entonces, en ese caso se accede a la provocación que pueden manifestar el poder de las palabras.

La provocación de las palabras

En este punto, serán las descripciones precisas de cada una de las características del plato lo que más enamorarán. Una buena descripción permitirá que el lector sepa apreciar cada detalle que hace parte del plato. Descripción sin exceso de poesía pero con la total sustancialidad para llamar la atención.

El provocar al cliente con las palabras, incluye además la selección de un tipo de letra. Es interesante que sea fina y elegante. Lo cual revitaliza aun más el contenido de lo que se esté ofreciendo. De modo que el comensal, sentirá que está disfrutando de los servicios de un lugar de buena categoría. Aunque no esté en el restaurante más costoso del mundo.

Carta de restaurantes

Contratar a un diseñador gráfico

Crear una carta para un restaurante requiere tiempo y tener un gran sentido de la estética. Lo mejor es dejar esta responsabilidad en un diseñador grafico. Que pueda seleccionar de manera perfecta cada uno de los detalles. Desde la misma letra y el color de las páginas, hasta la ubicación de las fotografías. Además de la introducción de arabescos elegantes que se ubiquen entre una sección y otra.

Al final este pequeño tomo adquiere toda la presentación necesaria para cautivar el corazón de los clientes. Y les incita incluso a recomendar tus servicios a muchas personas más.

El aporte de las imprentas

Finalmente, es importante tener en cuenta que diseñar y producir una carta para restaurante se logra concretar bajo la ayuda de una buena imprenta. La cual tomará el concepto del diseñador gráfico y de tus intenciones para consolidarla en ese apreciado pequeño libro.

La selección de los materiales y la optimización de los colores son otros de los aspectos que una buena imprenta podrá garantizarte. De modo que esa carta se convierta en una auténtica obra de arte que persuada al paladar de tus clientes.

 

Si buscar un diseño e impresión de la carta de tu restaurante, ponte en contacto con nosotros. Solicita presupuesta a través del email info@lavidaenunpixel.com