Solamente queremos que empieces a imaginarte la sensación que tendrías al tener eso en lo que tanto has trabajado durante este tiempo en tus manos. Publicado, tangible, sintiéndolo y pudiéndolo compartirlo con el mundo entero. Sí, queremos que imagines cómo sería el hecho de tener tu libro publicado.

Aunque, obviamente debemos ser conscientes de que con toda esta revolución digital que tenemos encima, es muy fácil publicar tu libro en cualquier plataforma. I incluso venderlo por Amazon. Sin olvidar que estamos dentro de la sociedad de información. Que también nos ofrece toda la información necesaria para optar por opciones interesantes como es la autoedición. Es por ello que hoy en día cada vez son más los escritores que deciden no vender su obra a una editorial. Y no es de extrañar después de los datos que te vamos a compartir.

Datos que te incitan a autoeditar tu libro

  • En los últimos tiempos las editoriales han dejado de pagar por adelantado. Y se ha puesto de moda el publicar libros “a riesgo”. Es decir, por así decirlo no te compran el libro de primeras (como antes se hacía) y al principio no ganas nada… O, igual ganas un porcentaje muy pequeño.
  • Los porcentajes de ganancias suelen ser muy bajos. Esto depende del tipo de libro que escribas pero para que te hagas una idea: si decides venderle a una editorial un libro de literatura infantil o juvenil te llevas un 8% del precio de venta, si el libro lleva ilustraciones el 1% o el 3% de las ventas va para el dibujante y si quieres vender un libro para adultos el porcentaje que te podrás llevar puede rondar sobre el 10%.
  • Al venderle un libro a una editorial pierdes todos los derechos sobre él.
  • Y no debemos olvidar que si no tienes ningún contacto en el mundo editorial debemos olvidar todo lo que hemos ido diciendo porque será bastante complicado que lean tu libro. Si eres un novel y quieres enviar tú mismo tu obra a una editorial lo más probable es que ni lo lean y que se pierda por el camino.

Es por ello que hoy en día, un camino bastante fácil es autoeditarse. Al final tú eres quien mejor conoce tu libro y el que mejores armas puede utilizar para venderlo… A día de hoy, y con todos los medios que existe, no hace falta que te respalde una editorial.

Incluso existen muchas alternativas que te ayudarán a realizar esa autoedición, maquetando e imprimiendo el libro. Y esas, también te podrán ayudar a gestionar el ISBN y el Depósito Legal. Por lo que venga, hacer realidad tus sueños y a publicar ese libro que tanto deseas.