Para algunos negocios, tener una tienda online les parece más un “gasto tecnológico” que  una inversión a largo plazo. Si bien es cierto que uno de los factores que limita a los  negocios de tener una tienda online es el costo de la misma, especialmente cuando se trata de desarrollos completos; esto ha cambiado con la llegada de los CMS, estos son  plataformas online que permiten tener una tienda o e-commerce de forma sencilla, sin necesidad de importantes conocimientos técnicos, y lo mejor, representan una inversión mucho menor.  

¿Por qué debería tener una tienda online?

¿Recuerdas aquellos días cuando tus familiares o amigos te preguntaban si tenías un perfil en alguna red social nueva? ¿O cuando no podías comunicarte por medio de una nueva aplicación de mensajería y necesitaste comprar un teléfono inteligente? Esto se debe al avance tecnológico que hemos experimentado a lo largo de estos últimos 30 años y que se acrecienta cada vez más. Y tu negocio no se queda atrás en este fenómeno.

Los modelos de negocios también se están adaptando, casi por obligatoriedad, pues los usuarios y potenciales clientes están dejando los medios tradicionales como la radio, televisión y medios impresos por el Internet. Aún más al descubrir la facilidad y conveniencia de tener todo al “alcance de la mano”.

Quizá te sientas apabullado y te preocupes porque aún no cuentas con una plataforma online para tus productos o servicios. Pero dar el paso e integrarte al mercado de ventas será mucho más sencillo de lo que piensas.

Las ventajas tener una tienda online para mi negocio

A continuación, te resumiré cuáles son algunas de las ventajas de tener una tienda online para tu negocio:

  • Reconocimiento de Marca: En internet puedes ampliar el mercado al que llegas con estrategias de mercadeo sencillas. Dando a conocer tú marca, no solo en la región en la que te encuentras sino en cualquier parte del mundo. Piensa en las posibilidades de contar con clientes que puedan acceder a tu tienda online e interesarte en tus productos desde cualquier punto del globo.
  • Negocio 24/7: Mientras duermes, tu tienda estará abierta. Las 24 horas, 365 días del año, ampliando la posibilidad de generar venta, incluso mientras descansas.
  • Reducción de gastos: La inversión de una tienda online jamás se podrá equiparar a la de un negocio de venta al detal: arriendo de alquiler, impuestos, máquinas para facturación, permisos sanitarios o de seguridad entre otros aspectos. Para tener una tienda online no se requiere de un gran espacio físico, reduciendo gastos como el correspondiente al alquiler o al pago de servicios.
  • Público objetivo: Contarás con posibilidad de dirigir la publicidad de una forma más eficiente. Las plataformas publicitarias pagas, como Google y Facebook, nos permiten establecer nuestro público objetivo, segmentándolo de acuerdo al criterio que defina nuestro modelo de negocio.

¿Dónde puedo tener una tienda online?

Podrás implementar tu negocio en una tienda online de 3 formas:

  • Desarrollo de tienda online vía CMS: Los CMS son aplicaciones web que nos permiten desarrollar una página web de manera sencilla, sin necesidad de requerir ningún conocimiento avanzado en desarrollo web. Actualmente cuentas con WordPress, Drupal o Joomla los cuales permiten convertir una página web en un e-commerce a través de extensiones. Otra opción para implementar tu tienda online es a través de CMS especializados en tiendas online, por ejemplo: PrestaShop. Para  tener una tienda a través de CMS deberás tener el nombre de la página web (dominio) y alojarlo en Internet (Hosting).
  • Sistemas Online: Estos nos permiten tener una tienda online de una forma más fácil. Aquí solamente necesitaras subir los productos y las fotos de los mismos. Para luego elegir una plantilla elegante. Entre estos contamos con: Shopify, Jimdo, Wix.
  • Redes Sociales: Facebook ha implementado una modalidad de tiendas online desde la Fan Page. Lo que debes hacer es subir los productos y dedicarte a trabajar en el marketing.

Como notarás, tener una tienda online para tu negocio es más sencillo ahora que hace algunos años. Claro, hay muchos negocios aún siguen trabajando bajo el modelo tradicional de ventas, pero si realmente deseas expandir tu negocio o  generar más ventas que tu competencia, una tienda online es la mejor. Recuerda el dicho que reza “si no estás en Internet, no existes”.